Implantes

Implante dental

La falta de un diente por el proceso natural de envejecimiento, caries o traumatismo puede causar un impacto a nivel estético, funcional y, a largo plazo, puede convertirse en un problema de salud.

Una sonrisa agradable tiene un impacto considerable en nuestra apariencia, en nuestro día a día y por lo tanto nuestra autoestima pudiendo afectar nuestras relaciones personales y profesionales. Por ejemplo, puede dejar de disfrutar de cierto tipo de comidas o sentirse inseguro en sus relaciones sociales evitando sonreír o enseñar los dientes en exceso.

El implante dental tiene como finalidad sustituir a un diente perdido. Es un sustituto artificial de la raíz de un diente y darán soporte a las coronas dentales.

varios implantes

Cuando faltan varios dientes no siempre hay que reponer todos los dientes ausentes con el mismo número de implantes dentales. Por ejemplo, si faltan tres dientes adyacentes se pueden colocar dos implantes y tres coronas.

La estética es un factor muy importante a la hora de colocar más de un implante. La papila interdental (triangulito de encía entre los dientes) dependerá de la correcta distribución y colocación de los implantes, sobre todo en el sector anterior. Si no, se corre el riesgo de que aparezcan huecos y triángulos negros entre los dientes. En determinadas ocasiones, aunque falten cuatro dientes se colocarán solo dos implantes consiguiendo la mejor opción estética y económica.

 

Ventajas de los implantes dentales

1.- Son la mejor solución tanto su te falta uno, varios o todos los dientes  de la boca.

2.- Hechos de titanio, un material biocompatibles que permite una correcta integración al hueso y evita el rechazo por el cuerpo humano.

3.- Procedimiento inmediato y con el que podrás sonreír al momento.

4.- Máxima estabilidad debido a que están anclados al hueso.

5.- Durabilidad a lo largo de los años. Con el cuidado, higiene oral adecuada y acudiento a tus revisiones los implantes son una solución duradera.

6.– La colocación se realizada mediante un procedimiento rápido, mínimamente invasivo y sin apenas molestias.

7.- No afecta a los dientes adyacentes (a diferencia de los puentes o las prótesis removibles).

8.- La tasa de éxito es cercana al 100%.

9.– Preservan el hueso ya que lo estimula y previene la pérdida de hueso a largo plazo.

10.– Confort. En pocos días te olvidarás del implante y no notarás que lo llevas!